Lo más común al planificar un viaje es encargarse de las cosas básicas primero, como verificar que el pasaporte siga vigente, hacer reservas y ver algunas guías de turismo. Pero si no sabes de qué terminal sale tu vuelo, es posible que hasta llegues a perderlo. 

Si no quieres pasar una experiencia similar, sigue leyendo.

Existen aeropuertos con varias terminales

La mayoría de aeropuertos, a excepción de los aeropuertos pequeños, tienen varias terminales; éstas se clasifican según su función. Algunas terminales son para los pasajeros que van a embarcar y otras solo para la carga o descarga de maletas. Sin embargo, la mayoría de los grandes aeropuertos cuentan con una larga serie de salidas, algo que puede resultar confuso si no estás acostumbrado a ello o no vuelas con frecuencia. Para saber ubicarte, debes seguir las pautas que te damos a continuación.

Para saber de qué terminal sale tu avión, debes tener en cuenta que las terminales suelen diferenciarse por números o letras. Normalmente, tu billete de avión te proporcionará toda la información y los detalles que necesitas: terminal, puerta de embarque, número de vuelo, número de asiento, etc. 

También puedes encontrar el número de la terminal de tu vuelo en la confirmación de la reserva o en el correo electrónico de la notificación para facturar

Si no encuentras la información en lo mencionado anteriormente, puedes consultarlo online iniciando sesión en el sistema de gestión de tu reserva, o seleccionando el aeropuerto desde el que volarás en la guía de aeropuertos para informarte sobre la terminal. También puedes ingresar en el área de atención al cliente de la aerolínea que has contratado, y enviar un formulario con tu pregunta o llamarles por teléfono previamente. 

Una vez en el aeropuerto, desplazándote hacia la taquilla de información al usuario te proporcionarán todos los datos referentes a tu vuelo que necesites.
También dispones de paneles o pantallas en el aeropuerto en las que se muestran la terminal y la puerta de embarque de todos los vuelos dos horas antes de los mismos. Estas pantallas también aportan información acerca de cualquier cambio como retrasos o cancelaciones. 

A continuación te detallamos la distribución de las terminales de los principales aeropuertos. 

Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez

El aeropuerto de Madrid cuenta con varias salidas. Ya que se trata de uno de los más grandes del país debes conocer su distribución correctamente para no perderte. Las terminales se clasifican por números y son cuatro en total: está la T1, T2, T3 y T4.

Pero estas a su vez se dividen en varias zonas de embarque que se clasifican con letras.

La terminal T4 se destina a los vuelos internacionales del espacio Schengen, que se distinguen por la libertad para cruzar libremente las fronteras que tienen sus ciudadanos. 

Mientras que la T4S se reserva para los vuelos de las compañías que tienen presencia en la T4 pero que lo hacen fuera de dicho espacio. Aunque no está unida con la T4, sí que están conectadas a través de un tren subterráneo sin conductor que tarda unos 3 minutos en el trayecto.

Sus puertas de embarque son las H1-H30, J40-J59, K69-K98, M22-M51, R1-R18, S23-S48 y U55-U74.

Encontrar la terminal en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez

El resto de terminales se dividen en zonas de embarque que se clasifican con las letras A, B, C, D, E, F. Todas están unidas, lo que hace más fácil la preparación para el siguiente vuelo.

La terminal T1 es la primera terminal internacional que se construyó y en ella se encuentran las oficinas de las principales operadoras internacionales. Sus puertas de embarque son la A1-A14, B18-B33 y C30-C42.

La terminal T2, dedicada principalmente a vuelos regionales con destinos nacionales y en territorio Schengen. Sus puertas de embarque son las C43-C50 y las D53-D66. 

La T3 es una ampliación de la T2 y tiene las puertas de embarque F90-F94 y E67-E82

El resto está dedicado a mostradores de facturación y cintas de recogida de equipajes.

Este aeropuerto acoge a casi 62 millones de pasajeros al año y realiza más de 426.000 operaciones.

Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat

Las construcciones de las terminales del aeropuerto de Barcelona son aún más curiosas. Originalmente contaba con tres salidas, A, B y C. Se edificaron en 1992 para recibir a los atletas y turistas de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Pero en 2009 fue re-diseñado para dividirlo en dos, la T1 y la T2. 

La T1 es la principal. Actualmente allí se establecen casi todas las aerolíneas y se realizan el 70% de todos los viajes. Cuenta con más de 500 mil m2, esto le permite atender más de 50 millones de clientes al año y hacer hasta 90 transacciones por hora.

Por otro lado, la T2 contiene las salidas originales A, B y C, que actualmente son utilizadas solo para el 30% de las operaciones. En la T2 operan la mayoría de aerolíneas de bajo coste y se realizan viajes regionales.

Lo principal, saber la compañía con la que se vuela

Existen muchos sitios web o agencias de viaje que te permiten reservar tu vuelo por un coste realmente ajustado. Es importante verificar cuál es la compañía con la que viajarás. Normalmente, algunas aerolíneas cuentan con una zona de embarque específica.

Es muy probable que en el sitio web de la misma incluyan algunos datos para saber dónde facturar, dónde se encuentran las cintas de equipaje y las puertas de embarque.

Si conoces la zona exacta donde opera la aerolínea te evitarás largos trayectos entre las salidas que suelen ser de varios kilómetros, solo en el de Barcelona existen 4 km para conectar la T1 con la T2.

Preguntar en información

Asimismo, un buen aeropuerto cuenta con interminables ventanillas de información o atención al usuario. La mayoría de las veces son utilizadas para obtener información sobre compras de vuelos y guías de viajes. Pero, sobre todo, son geniales para preguntar la localización de alguna tienda, salida o terminal.

Este tipo de servicio es completamente gratuito, así que haz las preguntas que quieras. Por otro lado, si quieres salir de dudas antes del día de tu partida puedes llamar a la aerolínea y preguntar por las zonas de embarque. Debes indicarles tu número de reserva o el horario de vuelo para que puedan proporcionarte la información que requieres.

Comprobar los carteles informativos

Otras de las recomendaciones más valiosas para saber dónde está la terminal desde la que sale tu vuelo es revisar los paneles informativos. En el aeropuerto verás varias pantallas con columnas, mapas, avisos y otros mensajes importantes. 

Aunque estés completamente seguro de que tu viaje sale desde una zona determinada, es necesario que revises los paneles, ya que puede existir algún cambio de última hora en los vuelos.

Preguntas de interés

Aquí tienes algunas de las preguntas más frecuentes que pueden ayudarte a resolver tus dudas y tener siempre un embarque tranquilo. 

¿Puede haber cambios en las terminales?

Sí pueden darse algunos cambios, por lo que has de estar preparado. Tu aerolínea de siempre puede empezar a operar en otra salida. Es por eso por lo que debes revisar previamente sus notificaciones o preguntar si siguen en la misma zona. Ya que estos cambios suelen ser muy impredecibles, la nueva zona bien puede estar cerca, o puede que tengas que recorrer varios kilómetros.

Todo este procedimiento puede requerir pasar por inmigración y aduana, así que tenlo en cuenta para no apurar el tiempo y perder tu vuelo. También debes tener en cuenta estos cambios cuando tienes que hacer una conexión. Investiga dónde es la salida de tu vuelo de escala antes de aterrizar.

¿A qué hora debo presentarme en la terminal?

Lo más recomendable es estar en la puerta de embarque a la hora que indica tu billete, pero al aeropuerto debes llegar unas tres o cuatro horas antes. Recuerda que debes facturar, registrar tus maletas y pasar por aduana.

Estos procedimientos pueden llevarte varias horas, especialmente si se trata de temporada alta y hay muchos pasajeros viajando. Aunque realices un vuelo regional o nacional con poca afluencia, deberás esperar y, seguramente, hacer cola en más de una ocasión. No te arriesgues, ve con tiempo, y disfruta de un embarque tranquilo y sin contratiempos.